Investigadores de la Kennesaw State University se han aliado con Curiosity Lab para el desarrollo de un proyecto de código abierto (open-source) que permita a los vehículos comunicarse con otros dispositivos.

Los investigadores optaron por esta alianza debido a que Curiosity Lab cuenta con los equipos y espacios necesarios para realizar pruebas de vehículos autónomos en un entorno real, además de su compromiso y disposición a facilitar la innovación.

Curiosity Lab es un laboratorio con tecnologías 5G para realizar pruebas de vehículos autónomos y ecosistemas de ciudades inteligentes. Estos cuentan con una ruta especial de 1.5 millas que sirve como entorno de pruebas para que diversas tecnologías innovadoras sean implementadas en un entorno real. Esta ruta además cuenta con un centro de operaciones de redes, postes inteligentes, fibra dedicada y una incubadora tecnológica de 25.000 pies cuadrados .


The autonomous vehicle test track at Peachtree Corners
Ruta de prueba para vehículos autónomos ubicada en la sede de Peachtree Corners de Curiosity Lab

El proyecto en su inicio se centrará en el desarrollo de unidades DSRC (Dedicated Short-Range Communications) que habiliten la comunicación Vehicle2Everything (V2X)

Estos dispositivos, apodados «Owl Box» pueden llevar seguimiento de información como la velocidad del vehículo, especificaciones de ruta, GPS, entre otros. Los mismos han sido diseñados para ser poco costosos e integrables por otros desarrolladores, así abriendo una puerta enorme al desarrollo de nuevas tecnologías con enfoques similares.

La información recopilada por las unidades DSRC como nuestro Owl Box y la creación de tecnologías V2X mejorará la condición y seguridad de las carreteras y ciudades de todo el mundo.

Smart city
Billy Kihei
Profesor de Investigación en la Kennesaw State University

Referencias:
Curiosity Lab at Peachtree Corners, Kennesaw State University partnering on ‘Vehicle-2-Everything’ research
Curiosity Lab teams with Kennesaw State University for open source V2V project